Antonio Riquer Arabí

Personajes de Ibiza


hecho en ibiza made in ibiza fet a eivissa





Antonio Riquer Arabí (I)

Antonio Riquer nació en la ciudad de Ibiza, el 18 de enero de 1773. Sus padres fueron Francesc Riquer y María Arabí. Al igual que su padre y hermano, desde muy joven se embarca en barcos que se dedicaban al transporte de mercancías entre las islas y la Península.

La isla de Ibiza, como gran parte del litoral Mediterráneo, fue asolada por ataques de corsarios y piratas entre los siglos XV y XIX. Los llamados "piratas de Ibiza" eran barcos que, bajo una “patente de corso” concedida por la corona española; tenían derecho a enarbolar su bandera y resguardarse en sus puertos a cambio de hacer entrega de una parte del botín "capturado" a la autoridad que les confería legitimidad para sus acciones.

Entre los siglos XV y XVIII los corsarios que atacaban las costas españolas mediterráneas solían ser norteafricanos en su matoría, con la autorización de los gobernadores del imperio turco. La impunidad con que actuaban hizo que islas como Formentera y Cabrera llegaron a despoblarse a causa de los continuos secuestros de sus habitantes y la evacuación de los restantes; la población de las islas Baleares y de las otras costas se refugiaba en las zonas montañosas del interior en pueblos fortificados que situaban vigías en las torres costeras para ser advertidos de los navíos que pudieran aparecer en el horizonte.

En el siglo XVIII los ingleses y franceses tomaron el relevo de los otomanos en los movimientos en las islas y sus barcos, que comerciaban con la isla de Menorca, fueron atacados por los corsarios baleares que también se fueron aventurando en las costas del norte de África asaltando barcos y poblaciones argelinas y tunecinas.

Los baleares también se dedicaron a las actividades corsarias, atacando a los barcos ingleses y franceses que comerciaban con la isla de Menorca (que estuvo casi todo el siglo XVIII en manos de esas potencias); también se fueron aventurando en las costas del norte de África asaltando a los barcos y poblaciones de argelinos y tunecinos. Por ello, a comienzos del siglo XIX los combates en los mares de las islas Baleares eran generalmente entre barcos españoles, franceses e ingleses.

Antonio Riquer Arabí (II)

La supremacía en aquellos mares la tenía el bergantín Felicity, armado por el italiano Michelle Novelly (“El Papa”), con base en Gibraltar y pabellón inglés

"Sa presa del Papa"
En la mañana del 1 de junio de 1806, el bergantín Felicity se presentó ante Ibiza, dando varias lentas y amenazadoras pasadas delante de las murallas de la ciudad, pero sin llegar a ponerse a tiro de sus cañones.
En el puerto de Ibiza se encontraba a la espera de limpiar sus fondos, el jabeque —pequeña embarcación de estilo argelino dotada de velas latinas y remos—San Antonio y Santa Isabel. A pesar de tan religioso nombre, se trataba de una pequeña nave corsaria, propiedad del marino ibicenco Antonio Riquer.

Al ver evolucionar el buque rival Riquer se dio cuenta que la ausencia de viento le daba ventaja a una nave movida a remo, por lo que convocó a sus hombres; rápidamente prepararon una buena cantidad de “frascos de fuego” (que contenían líquidos inflamables) y se pertrecharon de numerosas armas de fuego y ganchos de abordaje. Embarcaron en su jabeque y se dirigieron remando hacia el navío enemigo, mucho más grande y dotado de artillería muy superior. Su audacia les cogió por sorpresa a la tripulación de la Felicity, que sin suficiente viento para maniobrar no consiguió ponerse en posición para cañonearles a distancia. Riquer maniobró su embarcación, consiguiendo acercarse con ventaja a la Felicity, y lanzarle los “frascos de fuego”. Esto provocó un incendio en la Felicity y les permitió a los ibicencos abordar el bergantín, entablando una lucha con los tripulantes del navío que no se había tirado al mar huyendo del fuego. Todo el combate duró tan solo unos veinte minutos, con el balance de 11 muertos y 22 heridos ingleses, y 5 muertos y 22 heridos ibicencos; uno de los fallecidos fue el padre de Antonio Riquer. La lucha tuvo lugar ante la asombrada población local, que desde las murallas contempló entusiasmada como la embarcación más pequeña volvía remolcando a remo el temido barco corsario.

Declaraciones que el propio Riquer hizo ante el Comandante de Marina del Tribunal de presas de Ibiza, tras el apresamiento del "Felicity":

Antonio Riquer Arabí (III)

"Preguntado, con qué motivo ha conducido a este puerto una embarcación que se dice ser de corsario inglés, Riquer responde:

Al amanecer del día primero vio a dicho corsario que salía por la Mola, pasando muy próximo a este puerto, manifestando, al parecer, que le llamaba a desafïo, y que con este motivo aprontó su jabeque lo más pronto que pudo y dio a la vela a las nueve de la mañana, haciendo todos los esfuerzos para alcanzarlo y como a cosa de las cuatro de la tarde consiguió aproximarlo, quien le dsiparó cuatro descargas con toda su artillería, a que le respondió con sólo dos cañonazos y que, conociendo la gran superioridad del buque, mayor calibre y número de la artillería enemiga, se consideraba perdido si no hacía un arrojo; con cuyo motivo determinó abordarlo, y a este fin se fue al enemigo con la mayor resolución y, consiguiendo atracarlo, lo aseguró por medio de los arpones, y seguidamente le arrojó dentro una gran cantidad de frascos de fuego, con que consiguió matar a muchos y quemar a la mayor parte, que tuvieron que arrojarse al agua. El enemigo arrojó muchas granadas de mano, y con fusilería y trabucos le mató cinco hombres, incluso su egundo capitán y padre, hiriendo gravemente a muchos marineros pero, por último, lo rindió a los veinte minutos de la acción."

Hay que tener en cuenta la gran desigualdad de fuerzas existentes entre el bergantín Felicitiy su jabeque San Antonio. El barco inglés desplazaba unas 250 toneladas, estaba artillado por al menos 14 piezas de artillería, y su tripulación estaba formada por 65 marineros de varias nacionalidades.
El jabeque al mando de Riquer, desplazaba cerca de 72 toneladas, armado un obús y ocho cañones, y la tripulación, ese día 1 de junio de 1806, estaba formada por 56 hombres, entre los que se encontraban su padre y un hermano suyo.
Tras la acción murieron siete hombres de la nave ibicenca, entre ellos el padre de Riquer y además hubo veintiún heridos. Por parte del navío inglés, los muertos fueron once y los heridos, veinticinco.

Tras el suceso, a Riquer se le concedió el grado de alférez de fragata, tras lo cual intentó comprar el Felicity con su parte correspondiente del botín.. A pesar de sus sucesivas misivas a Godoy, no consiguió que le asignaran el barco inglés y a partir del 15 de julio de 1806 manda un nuevo jabeque, de nombre La Santísima Trinidad, también llamado el Francesc Riquer, en recuerdo de su padre muerto en el confrontamiento.



Bienvenido a la Isla Mágica

Benvingut, Willkommen, Bienvenue, Welcome, Benvenuto


The Magic Island

Información para tu Viaje a Ibiza

Viajes, Alojamiento, Transporte, Ocio, Restaurantes, Playas, Discotecas, Fiesta, Hoteles, Hostales, Apartamentos, Casas, Turismo Rural, Camping, Vuelos, Barcos, Ferry, Autobuses, Taxis, Alquiler de Coches


Buscar / Search ››

Información Turística ››

Teléfonos, Fiestas locales ››


Guía de Ibiza - Guia d'Eivissa

IBIZA - EIVISSA - IBIZA



Artículos (informes) en Voy@Ibiza »