Conquista catalana de Ibiza (1235)

Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza

hecho en ibiza • made in ibiza • fet a eivissa


Ibiza Patrimonio Mundial Unesco
Voy a Ibiza. Guía de Ibiza.Viaje a Ibiza
..................................

☀️🌦️🌈 El Clima de Ibiza »

Voy a Ibiza. Guía de Ibiza.Viaje a Ibiza


┌ Buscar en Voy@ibiza 🔎 Search ┐



Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza


Ofertas 🤩 Ibiza y Formentera »

Ofertas Viaje a Ibiza. Actividades, Vuelos, Hoteles Alquiler de Coches



Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza


| HISTORIA DE IBIZA |
| RESUMEN 🇪🇸 🇩🇪 🇬🇧 🇮🇹 🇫🇷 |
Prehistoria (I) | (II) | (III) | Fenicios | Púnicos | Tanit | Baal Hammon | Bes | Es Culleram | Poblado sa Caleta | Arquitectura Fenicio-Púnica | Romanos | Bizantinos | Vándalos | Musulmanes: Época Andalusí | La Almudaina | Conquista Catalana | Guillem de Montgrí | Conde de Rosselló | Pedro de Portugal | Memoriale Divisionis | Corsarios | Piratas | Antonio Riquer Arabí | Mateu Calbet Ros, Esteve y Joan Calbet | Antoni Ferrer | Leyendas piratas y corsarios | La Ilustración | Historia Contemporánea | Archivo Histórico de Ibiza y Formentera |



Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza


Banderas / Idiomas Resumen, Resum, Zusammenfassung
Résumé, Summary, Sommario
››



Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza

🌞 🏖️ 😎 🌴 🌊
Voy a Ibiza
La Guía de Ibiza, Eivissa



Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza

Viaje a Ibiza ✈️ 🚢

Fiestas y vida nocturna, Mejores discotecas de Ibiza, Playas y calas, Restaurantes y gastronomía, Actividades acuáticas: buceo, esquí acuático, Historia y patrimonio cultural, Alojamiento y hoteles, Compras y tiendas, Senderismo y deportes al aire libre, Transporte y movilidad en la isla, Eventos y festivales


Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza

Pintura retrado de Jaume I

Conquista catalana (I)

Las islas de Ibiza y Formentera fueron conquistadas por los catalanes, en 1235, por contrato de infeudación de Jaume I.

La planificación de la conquista
Los primeros años de la década de 1230, conquistada Mallorca y rendida Menorca en vasallaje, quedaban las Pitiusas (Ibiza y Formentera) por someter. Jaime el Conquistador estableció un contrato de infeudación con Pedro, infante de Portugal y señor de Mallorca (1231-1244) y el conde de Roselló Nunó Sanç el 1231. Este contrato debía hacerse efectivo en un tiempo determinado, pero no lo hicieron.

Posteriormente, Guillem de Montgrí, arzobispo electo de Tarragona y su hermano Bernat de Santa Eugenia pidieron el mismo al rey durante la convocatoria de Cortes en Alcañiz y el 7 de diciembre de 1234 se estableció un nuevo contrato de infeudación según la costumbre de Barcelona (ad consuetudinaria Barchinone), también con la condición de conquistar Ibiza en un período determinado. En este caso se establecía que la conquista de la isla tenía que llevarse a cabo antes del día de San Miguel (29 de septiembre del año siguiente). Se establecía también que el derecho supletorio de Ibiza serían los Usos (como ocurría en Mallorca).

Pedro de Portugal y Nunó Sanç, que ya habían perdido este derecho, se entrevistaron con el arzobispo y acordaron una conquista conjunta. El 12 de abril de 1235 se redactó un nuevo contrato de infeudación, en este caso de Guillem de Montgrí a Pedro de Portugal y Nunó Sanç, también siguiendo el derecho feudal catalán.

Página manuscrito de la época

Catapulta de la época

Conquista catalana (II)

Ambos tendrían la señoría de parte de las dos islas en función de las tropas aportadas, como vasallos de Guillem de Montgrí. El Papa Gregorio IX otorgó a la expedición de conquista el título de cruzada en una bula del 24 de abril de 1235.

La conquista
Sólo la ciudad de Ibiza (Medina Yebisah) estaba fortificada, por lo que la conquista de ésta implicaba la caída de Ibiza y Formentera. Así, el día 8 de agosto de 1235 la flota catalana llegó a Ibiza y desembarcaron en la zona de es Soto, en el lado sur de la ciudad. Según el Libro de los Hechos, se usó un fundíbulo y un trabuquet para tirar piedras contra la triple muralla de la ciudad, que cayó rápidamente.

Existe una crónica musulmana que habla de una conquista larga con un asedio de cinco meses (algo muy improbable porque en abril todavía estaban firmando el contrato de infeudación los tres cosenyors), pero no se le da mucho crédito y parece más realista la versión de la Crónica de Jaume I, con una victoria rápida y fácil.

Una leyenda de difícil comprobación dice que el valí de la isla mantenía relaciones con la mujer de su hermano y éste se vengó abriendo una puerta a las tropas catalanas. El primero de entrar en la villa fue el leridano Joan Xicó. En el lugar por donde tradicionalmente se ha considerado que entraron las tropas cristianas hay una capilla dedicada a San Ciriaco con una placa que dice: "Capilla de San Ciriaco. Por este lugar, según la tradición, entraron las tropas cristianas en la ciudad el día 8 de agosto de 1235, festividad de San Ciriaco". Tras la conquista, los tres conquistadores saquearon la isla para compensar los gastos de la campaña, como establecía el contrato de infeudación escrito entre ellos.

El reparto
Una vez conquistadas, las dos islas fueron divididas en cuatro quartons. Guillem de Montgrí había aportado la mitad de las tropas para la conquista, Nunó Sanç una cuarta parte y Pedro de Portugal la otra. De ahí que el reparto de las dos islas se hizo con dos quartons para Guillem de Montgrí, uno para Nunó Sanç y el otro para Pedro de Portugal.
Ibiza se divide quedándose el arzobispo de Tarragona el Quartó de Ses Salines y el Quartó de Balansat, Pedro de Portugal el Quartó de Santa Eulalia y Nunó Sanç el Quartó de Portmany. En cuanto a Formentera, Guillem de Montgrí se quedó el Quartó Carnatge y el Quartó de la Mola, el conde de Rosselló el Quartó Portossalè y el infante el Quartó Cap.

Monumento funerario Guillem de Montgrí

Conquista catalana (III)

Pero a la muerte de Nunó Sanç éste testó a favor de Jaime I y Guillem de Montgrí compró los quartons del conde en Ibiza y Formentera (Portmany y es Carnatge). Por otra parte, el Quartó de Santa Eulalia pasó a manos directas de Jaume I y por este motivo se le conoce también como Quartó del Rey.

Esta situación hacía que supuestamente Jaume I heredara las obligaciones feudales de Pedro hacia Guillem de Montgrí, por lo que Jaime I era señor y a la vez vasallo del arzobispo por el mismo territorio, el Quartó del Rey. Por este motivo hubo muchas disputas, ya que los arzobispos exigieron a la monarquía sus obligaciones feudales, que, evidentemente, no cumplieron nunca.

La Vila de Ibiza queda como un dominio conjunto, habiendo una parte de cada cosenyor y se establece el dominio conjunto del castillo y su libre uso por parte del monarca siempre que fuera necesario.

Las Salinas (Ses Salines)
Entre otros, el contrato de infeudación de Guillem de Montgrí a Nunó Sanç y el intante Pere establecía la construcción de una iglesia en honor de Jesucristo y la Virgen y la división de las rentas producidas por las salinas de Ibiza en función de las tropas aportadas, la mitad para el arzobispo y una cuarta parte para cada uno de los otros dos cosenyors.

La iglesia que se construyó fue la antecesora de la actual catedral de Ibiza, dedicada curiosamente a Santa María de las Nieves a pesar del buen clima de la isla, debido seguramente a que era la festividad de la Mare de Dèu más cercana al día de la conquista de Ibiza (sólo tres días antes).

Los tres cosenyors también otorgaron a la isla el 9 de enero de 1236 una Carta de Franqueses, en gran medida copia de la de Mallorca, pero con algunas modificaciones para el provecho de los señores, como la existencia de algún mal uso como la cugúcia (lógico ya que esta carta lo otorgan señores feudales y no el monarca como en Mallorca).

En cuanto a la sal, que era la mayor riqueza natural de la isla, Guillem de Montgrí acabó cediendo los derechos sobre su explotación al pueblo de Ibiza, por lo que, al aparecer, fue el gobierno comunal de las Pitiusas, la Universidad de Ibiza, quien administró las rentas de la sal hasta que esta institución desapareció a consecuencia del Decreto de Nueva Planta (1715) y la monarquía se las quedó por derecho de conquista.


Conquista Catalana de Ibiza: Guillem de Montgrí

Guillem de Montgrí

Jaime I de Aragón estableció un contrato de infeudación con Guillem de Montgrí a cambio de la conquista de Ibiza y Formentera en un periodo de poco menos de diez meses y el Papa Gregorio IX otorgó a la expedición de conquista el título de cruzada en una bula del 24 de abril de 1235. A esta iniciativa se sumaron el infante Pedro de Portugal y el conde de Rosellón Nuño Sánchez, que habían establecido un contrato similar con con el rey anteriormente pero no lo habían hecho efectivo. Estos tendrían la señoría de parte de las dos islas...

Guillem de Montgrí
Foto: Varios red

Leer más
Conquista Catalana de Ibiza: Conde de Rosselló (Nunó Sanç)

Conde de Rosselló (Nunó Sanç)

Nuno (o Nunó) Sanç (Aragón 1190 — 1241), en algunos documentos es llamado Nunó Sanxes, por influencia aragonesa y castellana. Era hijo de Sancho, señor del Rosellón, el Conflent y la Cerdanya, y de Sancia Nuñas de Lara y nieto de Ramón Berenguer IV y de Peronella, hija del rey Ramiro II de Aragón, y por tanto primo hermano del infante Pedro de Portugal, hijo de Dulce de Barcelona, ​​hija también de Ramon Berenguer IV y de Peronella. Fue hijo de Sancho I de Cerdanya y de su segunda esposa, Sancha Núñez de Lara...

Conde de Rosselló (Nunó Sanç)
Foto: Varios red

Leer más
Conquista Catalana de Ibiza: Memoriale Divisionis

Memoriale Divisionis

Texto latino donde se recoge la división de la isla de Ibiza efectuada inmediatamente después de conquista catalana del 8 de agosto de 1235. Llegan a Ibiza las tropas del rey Jaime I el Conquistador, comandadas por Pedro de Portugal, Guillermo de Montgrí y Nunó Sanç, lo que supondrá la adopción de la religión cristiana y la cultura y lengua catalanas, que se habla en la isla desde ese momento histórico. En la época islámica la isla de Ibiza estaba dividida en cinco zonas: Alhauec, Xarc, Benissàmit, Portumany y Algarb...

Lista de alquerías. "Quartons" de Eivissa
Foto: (EEiF)

Leer más

Conquista catalana (IV)

Fue una gran operación militar para la conquista de Ibiza y Formentera pactada entre Guillem de Montgrí, arzobispo de Tarragona; Nunó Sanç, conde del Rosselló, y el infante Pedro de Portugal, el día 12 de abril de 1235.

En este acuerdo se recogía la infeudación de las tierras y de los bienes de las Pitiusas en Guillem de Montgrí, según el derecho feudal y las costumbres de los usos de Barcelona, ​​reservándose únicamente el rey Jaime I, que consentía esta infeudación, el derecho de paz y guerra.

Las motivaciones del pacto son una de las cuestiones de interpretación de la historia más enriquecidas por los distintos puntos de vista de los investigadores.

Para Joan Marí Cardona, los móviles militares y estratégicos son los que explican el interés de los reyes aragoneses por las islas Baleares, que pasaron a ser una parte importante del proyecto de expansión de la Corona de Aragón hacia el Mediterráneo, impulsado éste proyecto por la ayuda de los principales magnates (alta nobleza), que incluso llegarían a alcanzar, como en el caso de las Pitiusas (Ibiza y Formentera), el verdadero protagonismo de la conquista.

Bartomeu Escandell Bonet ve, además de las necesidades estratégicas, la importancia de los hechos religiosos, políticos y mercantiles.

Así, este autor defiende la opción de llamar reconquista cristiana a los hechos de la anexión del archipiélago, una reconquista llevada por el movimiento generalizado de cruzada del s XIII, que fue afianzado por la bula del papa Gregorio IX el mismo año 1235.

Por eso el texto del acuerdo de los magnates justifica la conquista en el hecho de recuperar las islas para el cristianismo.

La línea política es patente porque las islas eran el espacio lógico de la reconquista catalanoaragonesa, vista la situación de los otros reinos hispánicos en un territorio donde las fronteras, hacia 1230, no dejaban demasiadas opciones a los aragoneses, aunque los territorios valencianos no estuvieran todavía conquistados por completo.

Por último, las razones comerciales interesaron a la burguesía urbana aragonesa, de modo que en las crónicas de la conquista de Mallorca se reconoce la necesidad de eliminar a los piratas musulmanes del área cercana a los puertos catalanes y la conveniencia de echarlos de las islas, para que éstas no se pudieran utilizar más como plataforma para azotar a los barcos cristianos.

(EEiF) Ernest Prats Garcia [EPG]

Conquista catalana (V)

Finalmente, Ferran Soldevila añade a estas razones las causas históricas. El interés prioritario de expansión de los antepasados ​​del rey Jaime estaba centrado en el norte de los Pirineos, dentro de Occitania. Tanto Alfonso I como Pedro I lucharon por ampliar la influencia catalana en el Languedoc y consiguieron algunas importantes señorías e infeudaciones de condados y territorios que fueron obligatoriamente dejados después de la derrota en la batalla de Muret (1213). Éste es el punto donde empezó a mermar la presencia catalanoaragonesa en aquellas tierras (salvo Montpellier), debido a la presión militar del rey de Francia.

Hay que decir que para afianzar la idea de expansión en lugares no mediterráneos, el rey Jaime firmó un primer pacto de conquista de Ibiza y Formentera con Pedro de Portugal, en 1231, a cambio de que le fueran cedidos los derechos señoriales sobre las tierras del condado de Urgell, entonces a manos de Pedro de Portugal.

Fue Jaime I quien reconoció el fin de las aspiraciones catalanoaragonesas en la Occitania, cuando admitió la pérdida de los derechos en aquellas tierras en favor de san Luis de Francia (tratado de Corbeil de 1258), confirmando el enderezamiento de la expansión hacia la Mediterráneo empezado treinta años antes. Este acuerdo de 1231 obligaba a Pedro de Portugal a conquistar Ibiza y Formentera antes de dos años.

Cuando el tiempo pactado se agotó, tuvo que intervenir el arzobispo de Tarragona, Guillem de Montgrí, para llevar adelante la empresa.

Montgrí buscó la cooperación de otros socios y subinfeudó en Nunó Sanç y en Pere de Portugal una parte de las tierras a conquistar, con la condición de hacer el reparto según la cantidad de hombres y recursos aportados. El pacto recogía las siguientes condiciones:
1) Actuación de buena fe por parte de los tres socios.
2) Reparto de lo que se conquistara en proporción de los gastos.
3) Creación y dotación de una iglesia en honor de Jesucristo y de santa María.
4) Cláusula de subinfeudación de Pedro de Portugal y Nunó Sanç con Guillem de Montgrí.

Una vez conquistadas las islas el 8 de agosto de 1235, después de encontrar resistencia únicamente en los muros de la villa, el reparto se hizo alterando o desarrollando de forma más concreta algunos de los capítulos pactados. Así, se acordó:
1) Recuperar los gastos realizados mediante la captura de botines de guerra.
2) Hacer una partición paritaria de la villa y del castillo dividiéndolos en tres partes de forma que cada parte coincidiera por proximidad con las tierras adquiridas en la parte foránea por cada uno de los conseñores.

(EEiF) Ernest Prats Garcia [EPG]

Conquista catalana (VI)

3) Partir el territorio no urbano, incluida la isla de Formentera, proporcionalmente a las aportaciones, haciendo, sin embargo, una redistribución de la división administrativa musulmana, para compensar en lo posible todas las porciones de tierras, según la riqueza y el poblamiento .
4) Levantar y mantener con los medios necesarios una iglesia parroquial, estableciendo en las tierras del Pla de Vila la alquería de Santa María.
5) Mantener indivisas las tierras de las salinas, repartiendo únicamente su producción: dos partes para Montgrí, una para Sancho y una para Pedro de Portugal. Así, el reparto de tierras fue el siguiente: a Guillem de Montgrí, en Ibiza, los quartons de Balansat (97,24 km2 aproximadamente) y el de ses Salines (66,3 km2 aproximadamente), y en Formentera la Mola y es Carnatge; a Pedro de Portugal, en Ibiza, el quartó de Santa Eulalia (211,9 km2 aproximadamente), y en Formentera es Cap; a Nunó Sanç, en Ibiza, el quartó de Portmany (171,2 km2), y en Formentera Portossalè .

Aparte de todo lo que significó la incorporación de las Pitiusas a la Corona de Aragón, la recuperación del cristianismo y la imposición del régimen señorial, los resultados inmediatos de la conquista fueron muy depresivos para la economía, puesto que una de las primeras tareas consistió en organizar los deberes y obligaciones de los pobladores y por encima de todo ofrecerles unas condiciones que hicieran atractivo el establecimiento en las tierras recién conquistadas.

Era evidente que Ibiza y Formentera quedaban como enclave fronterizo entre el cristianismo y el mundo musulmán, enfrentados de forma evidente todavía en el s XIII.

Así, pronto se concedió una carta de libertades, franquezas y costumbres para nuestras islas, inspiradas muy claramente en las que había otorgado el rey Jaime I a Mallorca y que él mismo había ordenado, en 1232, que se concedieran a el resto de las islas cuando fuesen conquistadas.

La cesión testamentaria de las posesiones de Montgrí a la Iglesia de Tarragona hizo que la mayor parte de las islas se convirtieran, desde el año 1273, en un señorío eclesiástico (Montgrí había comprado el quartó de Portmany a Jaume I en 1241). La parte de Pedro de Portugal, por otra parte, fue a manos del rey Jaime II (1260), con lo que apareció el señorío real.

Esta situación de diferentes señoríos dio lugar a muchos enfrentamientos a lo largo de la historia entre las autoridades eclesiásticas y las autoridades reales.

(EEiF) Ernest Prats Garcia [EPG]


👋 Bienvenid@ a la Isla Mágica

Benvingut, Willkommen, Bienvenue, Welcome, Benvenuto


The Magic Island 👋

✈️ 🛳️ 🏨 🚘
Información para tu Viaje a Ibiza

Viajes, Alojamiento, Transporte, Ocio, Restaurantes, Playas, Discotecas, Fiesta, Hoteles, Hostales, Apartamentos, Casas, Turismo Rural, Camping, Vuelos, Barcos, Ferry, Autobuses, Taxis, Alquiler de Coches


🔎 Buscar / Search ››

[ ℹ️ ] Información Turística ››

☎️ Teléfonos, Fiestas locales ››

🛬 Vuelos Baratos ››

🛎️ Alojamiento: Hoteles ››

🚗 Alquiler de coches ››

Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza



Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza


┌ Buscar en Voy@ibiza 🔎 Search ┐


Viaje a Ibiza. Voy a Ibiza

Artículos 📝 📰 en Voy@Ibiza »