Museo Etnográfico de Ibiza

hecho en ibiza made in ibiza fet a eivissa





Arqueológico | Puig des Molins
Arte Contemporáneo | Puget | ETNOGRÁFICO


Museo Etnográfico (I)

Resumen
Can Ros es un buen ejemplo de arquitectura rural ibicenca, con el "porxo" (sala principal), la cocina, las diferentes "cases de dormir" (habitaciones), la almazara (molino de aceite), el "porxet" de arriba (balcón), el pozo y la cisterna. Adaptándose a las exigencias del espacio, se ha dispuesto una exposición permanente, unas veces de forma escenográfica, si la sala y las piezas lo permiten, y otras mediante vitrinas o diversos expositores.

La exposición abarca desde la indumentaria y la joyería a multitud de objetos domésticos usados en las casas payesas, utensilios del campo y de oficios o tareas concretas, instrumentos musicales, armas y objetos de uso personal. Esta exposición permanente se ve completada por exposiciones monográficas de carácter temporal, así como por la realización de los Talleres de Artesanía, actividad en la cual diversos artesanos tradicionales nos muestran la elaboración de instrumentos musicales, indumentaria, alpargatas, juguetes y objetos hechos con fibras vegetales. Durante la visita a Can Ros puede solicitar ver alguno de los vídeos de carácter histórico-etnográfico que conforman el fondo videográfico.

El Museo de Etnografía de Ibiza fue inaugurado el 1 de mayo de 1994 con sede en la casa payesa llamada can Ros, en el Puig de Missa de Santa Eulalia del Río. En el inicio de los años noventa, el Consell Insular se planteó la posibilidad de crear un museo etnológico que recogiera el patrimonio cultural pitiuso y con este objetivo hizo público su interés en adquirir una casa payesa que pudiera dar cabida a un museo sobre campesinadode las pitiusas. Se pedía que dentro de las posibilidades, fuera una casa no muy alejada y de fácil accesibilidad para los futuros visitantes. Tres ofertas ofertas se presentaron: una casa de San José de sa Talaia, una de Sant Vicent de sa Cala, y can Ros del Puig de Missa. Atendiendo a las condiciones antes mencionadas, se consideró adecuado la elección de Can Ros, en Santa Eulària.

A partir de mediados de 1991, iniciada la tercera legislatura, el equipo de gobierno del Consell Insular aceleró los trámites. Sin embargo y dado el interés demostrado por la Fundació Illes Balears, se llegó al acuerdo de que fuera la Fundació la que se hiciera cargo de adquirir el inmueble, mientras que el Consell Insular debería hacerse cargo de la colección museística y de su gestión futura. Ambas instituciones, de manera conjunta, procedieron a la restauración y la rehabilitación de la casa, proyecto del que se encargó el arquitecto Joan Prats Bonet; se iniciaron las obras en 1992. La distribución y la estética original de la casa, conocida ya desde un grabado del viajero francés Gaston Vuillier, de finales del siglo XIX, se mantuvo, pero se acordó añadir una parte nueva: una almazara. Para su construcción se hizo una casa más, en el lado noreste, que se equipó con las piezas de un antiguo molino de aceite que se pudo recuperar de la parroquia de Sant Miquel de Balansat, vendido por sus antiguos propietarios.

Simultáneamente la Fundació Illes Balears encargó a Lina Sansano Costa, historiadora y antropóloga, la elaboración de un proyecto museográfico y, con el empuje y el interés de Joan Marí Tur, Consejero de Cultura y Patrimonio, desde el Consell Insular de Ibiza y Formentera se destinó un presupuesto anual para la creación de un fondo patrimonial propio, dado que antiguas colecciones públicas, como la de la desaparecida Casa de Cultura y Biblioteca de "la Caixa" y la del Museo Arqueológico, no fueron poder ser incorporados a este nuevo proyecto.

Museo Etnográfico (II)

Por lo tanto el Museo de Etnografía de Ibiza se creó sin colección previa. El interés general suscitado en este nuevo museo fue el que promovió la localización y la recuperación de una parte del patrimonio etnológico material pitiuso que se ha conservado.

En el momento de su inauguración, el primer domingo de mayo de 1994, el Museo sólo contaba con el fondo que estaba expuesto en ese momento. Pero pronto empezaron las cesiones, donaciones y compras de piezas características del patrimonio cultural pitiuso, que hicieron que diez años después el fondo museográfico se haya multiplicado, haciendo posible la renovación de los objetos expuestos de manera permanente y, especialmente, la organización de diferentes muestras o exposiciones temporales.

Al mismo tiempo que se iba trabajando para aumentar el fondo museográfico, se inició una biblioteca especializada en temas de cultura local, historia, fuentes orales, antropología, etnología, conservación y restauración y museología a disposición de los investigadores y estudiosos, así como también una pequeña videoteca centrada en documentales etnográficos, algunos de ellos producidos por el Consell Insular.

Por otra parte, y en cuanto la recuperación de patrimonio, y debido a que el patrimonio etnológico o patrimonio cultural engloba tanto el patrimonio material como el inmaterial o intangible, el Museo de Etnografía de Ibiza desde su inicio ha promovido la realización de talleres de artesanía, la grabación de documentales, etc. para estudiar y difundir los conocimientos sobre artesanías diversas, costumbres y tradiciones del ámbito rural pitiuso.

Exposición permanente
En cuanto al tipo de exposición, a veces es clásica y tradicional, como por ejemplo con respecto al tema de la exposición de indumentaria y joyería, que se dispone en vitrinas para la correcta protección y conservación del material expuesto. Otras veces, como es el caso de la cueva del vino, la cocina y la almazara, el visitante se encuentra una exposición escenográfica que respeta la arquitectura de Can Ros y las funciones de sus estancias, que reflejan una construcción funcional, sencilla y adaptada a los recursos presentes en el entorno rural pitiuso, vestigio de aquella "arquitectura sin arquitecto" empleando palabras del arquitecto Josep Lluís Sert.

Can Ros, como todas las casas campesinas, se levanta directamente sobre el terreno, sin fundamentos, con gruesos muros hechos de una doble pared de piedra con relleno de piedra pequeña y tierra. Las diferentes partes de la casa se adaptan a los desniveles del terreno del Puig de Missa, incluso con sus peculiaridades que la diferencian de otras casas payesas, como es la mencionada cueva del vino, lo que, sin duda, confiere a la boda su belleza y su atractivo y, además, desde el porche de arriba se divisa toda el área costera de Santa Eulalia del Río. Sin embargo esta arquitectura, repetida secularmente al campo pitiuso, ha representado, en cierto modo, un handicap a la hora de proyectar la exposición del Museo.

A pesar de la belleza que conlleva ubicar el Museo en un escenario antiguo, éste determina el tipo de discurso expositivo a emprender, dado que el respeto por el valor arquitectónico intrínseco de la casa limita los recursos y las posibilidades expositivas, además de las dificultades de accesibilidad de can Ros; sin embargo, el disfrute de su visita es indiscutible.

Museo Etnográfico (III)

Actividades culturales y exposiciones temporales
En cuanto la gestión, los primeros años de existencia del Museo fueron encaminados a la recuperación del patrimonio etnológico pitiuso; se hizo un trabajo de campo, a fin de ir iniciando un fondo museográfico susceptible de permitir que parte de la exposición de Can Ros no fuera permanente, sino que se pudiera plantear parte de la exposición como estudio de temas monográficos, se hicieron exposiciones temporales, como por ejemplo: "Caminos del Archiduque, ayer y hoy", "el agua, fuente de vida", "Los bosques, fuente de recursos, "Aproximación al aprovechamiento de la madera y la caña en el ámbito doméstico"," Alpargatas y gorros","Maquetas etnográficas", "Daifa, escultor del barro" y "Armas blancas y armas de fuego, la defensa de las Pitiusas" (2ª parte). Por otro lado también se han organizado actividades externas como son las exposiciones monográficas itinerantes: "Formentera, defiéndete!", "Torres costeras, la defensa de las Pitiusas", "Piedra viva, cal blanca" y "La trilogía mediterránea : cereal, olivo y parra". El Museo de Etnografía ha participado y ha colaborado con diversas exposiciones y actividades organizadas por otras entidades culturales, como el Grupo folclórico de San José y el GEN. También se encarga, cada año y desde su inicio en mayo de 2000, de la organización del rincón de los artesanos ibicencos del Mercado Medieval, con motivo de la celebración Ibiza, Patrimonio de la Humanidad, y anteriormente había colaborado en los encuentros y actividades artesanas de las fiestas del barrio de la Marina.

Documentación e investigación
En 2004 el Museo de Etnografía de Ibiza centra sus esfuerzos en la informatización del inventario de su fondo, la catalogación y la documentación del fondo museográfico, tarea que se complementa con el trabajo que conlleva la organización de exposiciones monográficas, todo encaminado a solicitar el reconocimiento como Museo, tal como establece la Ley 4/2003, de 26 de marzo, de museos de las Islas Baleares, para los centros que no son de titularidad estatal. El bienio 2003-04, desde el Museo de Etnografía de Ibiza y con los colaboradores de la Asociación de Amigos del Museo (Amigos), que formó un equipo multidisciplinar, se llevó a cabo un importante proyecto de investigación en torno a la producción de aceite en las Pitiusas, tanto desde un punto de vista histórico como actual, se hizo un inventario exhaustivo de las almazaras de ambas islas (213 almazaras), investigación subvencionada con fondos europeos a través del programa Leader. El 2004 se coordinó un monográfico sobre temas etnográficos de las Pitiusas de la Revista de Artes y Tradiciones Populares Narria, que edita la Universidad Autónoma de Madrid.

Difusión
El trabajo de investigación y de documentación queda reflejada tanto en la publicación de pequeños catálogos monográficos, como en la organización de exposiciones itinerantes y en la organización de actividades socioculturales, como Talleres de artesanía, Noches de verano, Sábados de museo, Talleres didácticos, así como en la preparación de un programa didáctico para grupos escolares y también con la colaboración con los alumnos de la Escuela Taller de patrimonio Raíces, de recuperación de patrimonio etnológico, para la habilitación de todo el entorno de can Ros con la integración de diferentes elementos etnológicos (pozo, horno de cal, corral, cueva de bajo ...).
Fotos: Consell d'Eivissa
Catalina Sansano Costa [CSC]
Enciclopèdia d'Eivissa i Formentera


Horario de verano:
martes a sábado:
10.00 a 14.00 h / 17.30 a 20.00 h
domingo:
11.00 a 13.30 h
Horario de invierno:
martes a sábado:
10.00 a 14.00 h
domingo:
11.00 a 13.30 h
Festivos cerrado


Bienvenido a la Isla Mágica

Benvingut, Willkommen, Bienvenue, Welcome, Benvenuto


The Magic Island

Información para tu Viaje a Ibiza

Viajes, Alojamiento, Transporte, Ocio, Restaurantes, Playas, Discotecas, Fiesta, Hoteles, Hostales, Apartamentos, Casas, Turismo Rural, Camping, Vuelos, Barcos, Ferry, Autobuses, Taxis, Alquiler de Coches


Buscar / Search ››

Información Turística ››

Teléfonos, Fiestas locales ››


Guía de Ibiza - Guia d'Eivissa

IBIZA - EIVISSA - IBIZA



Artículos (informes) en Voy@Ibiza »