Museo de los pintores Puget

hecho en ibiza made in ibiza fet a eivissa





Arqueológico | Puig des Molins
Arte Contemporáneo | PUGET | Etnográfico


Museo Puget

En 1981 el pintor Narcís Puget Riquer ofreció en donación a España una colección pictórica que incluía obras propias y de su padre, Narcís Puget Viñas para que fueran exhibidas en la casa conocida como Can Comasema, de titularidad municipal, que fue cedida para este fin por el Ayuntamiento de Ibiza. Esta donación, formada por 40 óleos y treinta dibujos de Puget Viñas y por 29 acuarelas y 29 dibujos de Puget Riquer, fue aceptada por el Real Decreto 4130/1982 (BOE núm. 59 de 10 de marzo de 1983), con la condición de constituir el Museo de los Pintores Puget.

Este museo, está instalado en la planta noble del inmueble conocido como Can Llaudis, situado en la calle Mayor núm. 18 de Dalt Vila. Este edificio es también conocido con el nombre de Can Comasema, apellido del marido de la última Llaudis en línea directa, y con este nombre fue recogido en el libro Die Balearen del archiduque Luis Salvador de Austria. Se trata de una casa señorial de estilo gótico florido tardío de los siglos XV-XVI, que ha sufrido numerosas modificaciones y reformas a lo largo del tiempo.

A mediados de los sesenta ya se hicieron las primeras obras para evitar la degradación del inmueble, dirigidas por el arquitecto Antoni Alomar Esteve. Posteriormente, en 1985, fue objeto de restauración por parte del Ministerio de Cultura, en unos trabajos dirigidos por el arquitecto Eduardo González Mercadé, que aseguraron su integridad y conservación. A partir del año 1998 a través de la Subdirección General de Museos y la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Educación y Cultura se han realizado diversas intervenciones dirigidas por el arquitecto Xavier Pallejà por un lado, y por otro , por la arquitecta de la Gerencia Celia Vinuesa, con el objetivo de habilitar este edificio como espacio museístico, reparar algunas de las patologías existentes, dotarlo de los sistemas de seguridad y de climatización adecuadas, con el fin de solucionar la problemática ambiental al tratarse de una exposición permanente de pintura y de dibujo.

El inmueble actual está estructurado en tres plantas de diferentes dimensiones y número de habitaciones. El proyecto museístico contemplaba que la planta superior o planta noble se destinara a sede permanente de la colección de los pintores Puget. En la planta baja, a nivel de calle, las habitaciones próximas a la entrada constituirían la recepción, consigna, área de ventas y aseos, mientras que el resto, situadas en la fachada norte y al otro lado del patio, se preveía que se conviertieran en una sala de exposiciones temporales. La planta semisótano estaría destinada a ser una pequeña zona de trabajo, almacenes y área de descanso. Esta actuación, además de recuperar este importante inmueble como sede permanente de la obra de los pintores Puget, convierte can Llaudis en un importante equipamiento cultural estratégicamente situado en la parte histórica de la ciudad y en un atractivo más de Dalt Vila. El año 2003 el Ayuntamiento de Eivissa cedió al Ministerio de Cultura Can Comasema para hacer posible una exhibición pública de forma permanente. El Museo Puget abrió sus puertas el 30 de abril de 2007. El edificio alberga actualmente la colección de 130 obras pictóricas.
Jordi H. Fernández Gómez [JFG]
Enciclopèdia d'Eivissa i Formentera


Horario de apertura al público:
Abril/Mayo/Junio/Septiembre
Martes a domingo 10:00 a 14:00
Martes a Viernes 17:00-20:00

Julio/Agosto
Martes a Domingo 10:00 a 14:00
Martes a Viernes 18:00-21:00

Octubre/Marzo
De martes a viernes de 10:00 a 16:30
Sábado-Domingo 10:00 a 14:00
Siempre cierra los lunes.

Narcís Puget Riquer (I)

Foto: Josep Buil Mayral
(Ibiza 1916 - Barcelona 1983). Hijo del pintor Narcís Puget Viñas, nació en la casa solariega del paseo de Vara de Rey, 9. Estudió bachillerato en el Instituto de Ibiza, mientras acompañaba a su padre a pintar al aire libre y seguía las clases paternas. El año 1932 presentó los primeros óleos, muy ligados a la obra de su padre, en una muestra colectiva de la Sociedad Colombófila Ibicenca. Un año después conoció un grupo de alumnos y profesores de la Escuela de Cerámica de Madrid que habían venido a hacer un curso de pintura y de dibujo de tres meses al aire libre en Santa Eulalia del Río, donde la familia Puget tenía una casa en la que pasaba largas temporadas; con ellos aprendió la técnica de la acuarela. Posteriormente marchó a Madrid para estudiar en dicha escuela, donde coincidió con el ibicenco Antoni Tur Costa "Gabrielet"; a partir de ese momento los dos hicieron juntos los viajes de ida y vuelta a Madrid y mantuvieron una fuerte amistad a lo largo de toda la vida.

El año 1934 presentó por primera vez acuarelas en una muestra colectiva en el Foment del Turisme de Menorca y dos años más tarde en las Galerías Costa de Palma. A partir de entonces utilizó siempre la acuarela, técnica que le permitió encontrar un medio de expresión propio que lo diferenció del padre y que empleó en todo su trabajo.

Cuando comenzó la Guerra Civil se encontraba en Madrid y consiguió volver a Ibiza después de graves dificultades. Los primeros años cuarenta participó en los Salones de Arte que se celebraban anualmente en Ebusus y expuso, junto con el padre, en la Sala Vinçon de Barcelona. En 1945 participó en el I Salón de Acuarelistas Españoles en Madrid y fue seleccionado para exponer en Londres. El año siguiente presentó la primera muestra individual en el Círculo de Bellas Artes de Palma y se asoció a la Agrupación Española de Acuarelistas, con lo expuso en Madrid.

Aquella década, Puget Riquer vivió los mejores momentos de plenitud creadora. Dominó con seguridad la técnica de la acuarela, siempre sin dibujo previo, que le permitió representar el paisaje isleño: vistas de los campos de Santa Eulalia luminosos y alegres, muchas veces casi insinuados con unas pocas manchas de colores intensos, y las calles de Dalt Vila o de sa Penya, juegos de luz y sombra llenos de gradaciones sutiles. Las marinas son igualmente presentes en su obra, el puerto de Ibiza con los veleros quietos, reflejados en unas aguas calmas. Toda una temática en que dio una visión idílica de una Ibiza que entonces ya estaba desapareciendo.

En la obra de Puget Riquer caben destacar, por su calidad, los retratos de su padre ya ciego en los que, lejos de todo academicismo, presenta con manchas de color y contrastes de claroscuro un rostro contundente sutilmente insinuado. Igualmente, fue un buen dibujante que preservó cuidadosamente los diferentes papeles que utilizó como soporte, gracias a lo cual en los primeros años del siglo XXI se conservan más de 300, todos firmados por el autor y sin fechar.

Son dibujos hechos a lápiz, carboncillo o con sanguina, de trazo rápido y espontáneo que ofrecen imágenes de la vida en la ciudad, en los campos y en el puerto con los barcos de velas desplegadas, y con una importante presencia de la figura humana, numerosos retratos y una amplia gama de personajes en los mercados y en el paseo del puerto; dibujos que sin duda utilizaba como apuntes para las acuarelas, aunque el hecho de firmarlos les dio entidad propia.

Catalina Verdera Ribas [CVR]
Enciclopèdia d'Eivissa i Formentera

Narcís Puget Riquer (II)

En la segunda mitad de los años cuarenta, expuso en el Ateneo de Mahón en Menorca, en la Sala Gaspar de Barcelona y, en repetidas ocasiones, en el Salón de Otoño organizado por la Escuela de Bellas Artes de Madrid, que en 1947 le otorgó la segunda medalla. Los primeros años cincuenta, a causa de una grave enfermedad ocular, perdió la visión de un ojo, se vio obligado a dejar de pintar y se trasladó a vivir a Santa Eulalia. No fue hasta el año 1964 que su obra, junto con la del padre, se exhibió de nuevo en una muestra homenaje en la galería Shaima de Dalt Vila, dentro de la I Semana Cultural, que se hizo coincidir con la I Bienal Internacional de Arte Universitario de Ibiza.

Posteriormente, en 1975, las obras de los Puget participaron en una muestra colectiva en el Palau de la Virreina de Barcelona. En el año 1982 el rey de España le concedió la Medalla al Mérito de las Bellas Artes y, a final de año, el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza presentó una amplia muestra de las acuarelas; dos años más tarde, para completar la muestra anterior, se presentó en el mismo Museo una exposición de un número importante de dibujos que, organizada como itinerante, recorrió numerosos pueblos de la isla de Ibiza. Más tarde, en 1997, en el mismo Museo tuvo lugar la presentación del legado Puget.

En 1982 el Estado español aceptó la donación de un importante número de obras propias y del padre que Puget Riquer había hecho el año antes. Este legado está formado por un total de 42 óleos y 30 dibujos a carboncillo sobre papel de Puget Viñas y 29 acuarelas y 29 dibujos de Puget Riquer. Una de las condiciones de la donación era que la obra se exhibiera en un museo monográfico dedicado única y exclusivamente a Puget en el edificio de Can Llaudis, también conocido como Can Comasema, propiedad del Ayuntamiento de Eivissa.

El edificio, de estilo gótico tardío, está situado en el número 18 de la calle de San Ciriaco de Dalt Vila y en esos momentos se encontraba en muy mal estado de conservación. Los herederos fueron los depositarios y responsables de las obras hasta finales de los años noventa, en que pasaron al Museo Arqueológico de Puig des Molins.

El proyecto de restauración del museo fue muy largo: en 1988 fue presentado y fue cerrado de nuevo y sufrió numerosas reparaciones los años siguientes.

En el año 2001 el Govern Balear, en colaboración con el Ministerio de Cultura, organizó la exposición del legado Puget en el edificio gótico de la Lonja de Palma con motivo de la cual se editó un importante catálogo. El museo fue finalmente inaugurado en 2007 y el Ministerio de Cultura encargó la gestión al Ayuntamiento de Eivissa (Æ Museo de los Pintores Puget).

Igualmente, durante las Fiestas de la Tierra, el mes de agosto de 2007 el Ayuntamiento de Eivissa concedió a Puget, a título póstumo, las Medallas de Oro de la ciudad de Ibiza. Puget Riquer murió en Barcelona en 1983 y fue enterrado en Ibiza. Con él desaparecía el mejor acuarelista que han tenido las Pitiusas hasta el inicio del siglo XXI.

Catalina Verdera Ribas [CVR]
Enciclopèdia d'Eivissa i Formentera

Fotos: Ajuntament d'Eivissa


Bienvenido a la Isla Mágica

Benvingut, Willkommen, Bienvenue, Welcome, Benvenuto


The Magic Island

Información para tu Viaje a Ibiza

Viajes, Alojamiento, Transporte, Ocio, Restaurantes, Playas, Discotecas, Fiesta, Hoteles, Hostales, Apartamentos, Casas, Turismo Rural, Camping, Vuelos, Barcos, Ferry, Autobuses, Taxis, Alquiler de Coches


Buscar / Search ››

Información Turística ››

Teléfonos, Fiestas locales ››


Guía de Ibiza - Guia d'Eivissa

IBIZA - EIVISSA - IBIZA



Artículos (informes) en Voy@Ibiza »